2,893 partos a haitianas se realizaron en el Hospital Estrella Ureña de Santiago

Redacción Miguel Ponce

 
Santiago. La medida de control con parturientas que son traídas por la frontera desde Haití a alumbrar a hospitales dominicanos no ha surtido efecto y cada vez son más las indocumentadas atendidas en centros de salud.

En el caso de la maternidad del hospital Presidente Estrella Ureña, de 6,624 mujeres que alumbraron durante el 2017, 2,893 provienen de la vecina nación, lo que representa aproximadamente el 43 por ciento del total de las que dan a luz en la maternidad.

El director del hospital, Juan Ferreira, dijo que la mayoría de estas pacientes carecen de todo tipo de documentos, por lo que al parecer la medida migratoria no ha surtido el efecto que esperaban las autoridades sanitarias. En el informe establece que de febrero, cuando fue trasladada la maternidad desde el hospital José María Cabral y Báez hasta diciembre del pasado año, de 79 gemelas que nacieron, 39 son de nacionalidad haitiana.

Falta de controles

“Aquí vienen las embarazadas extranjeras sin ningún documento, solo con la barriga y eso tiene un costo económico bastante alto”, explicó Ferreira al hablar con reporteros de elCaribe sobre la situación. Cada parto tiene un costo por paciente de nueve mil 500 pesos. Si se trata de una cesárea, entonces el costo es mayor y puede llegar hasta los 14 mil pesos. Ferreira indicó que el 60 por ciento de los que van a neonatal son niños de las parturientas que muchas veces deben permanecer dos y tres días, debido a que presentan complicaciones.

Con relación a la mortalidad neonatal y materna, las autoridades del centro de salud dijeron que se ha logrado reducir en gran proporción. En la última semana de diciembre no se registraron fallecimientos. Autoridades médicas indicaron que controles anunciados no han impedido que parturientas haitianas vengan a dar a luz al país.

Atenciones son altas en el Arturo Grullón

En los hospitales infantil Arturo Grullón y el Cabral y Báez el porcentaje de pacientes que acuden desde la vecina nación, muchos sin documentos de identidad, representan entre el 17 y 22 por ciento. En la unidad de quemados, de 151 pacientes con edades entre cero y cinco años, 38 de los casos eran de nacionalidad haitiana, para un 25.16 por ciento.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0