Padre mata hijo y un hijo mató a su padre

 
SANTO DOMINGO.-Un hombre mató a balazos a su hijo de tres años de edad y luego se suicidó con la misma arma de un tiro en la boca, en un hecho que ocurrió en Sabana Perdida, mientras que en Los Alcarrizos, un hijo de 33 años mató con un pico a su padre de 79 años, porque se negó a entregarle parte de su herencia familiar, según informó la Policía.

El infante ultimado por su padre fue identificado como Randy Gabriel Aquino González, de 3 años, y su padre quien también se quitó la vida es Rubén Aquino Serrano, de 32 años, quien utilizó un revólver calibre 38 que según la Policía, portaba sin documento legal.

En tanto, en el sector El Progreso de Los Alcarrizos, fue muerto con el filo de un pico, el anciano Antonio Noel Florentino Arias, cometido por su hijo Héctor Antonio Florentino Paulino, de 33 años, quien utilizó la parte más filosa de la herramienta para asesinar a su progenitor.

La muerte del niño y el suicido de su padre, ocurrió a las 10:30 de la noche del viernes, en un matorral ubicado en sector La Islita en Villa Pompa, Sabana Perdida, Ismael Aquino Serrano, hermano de Rubén, dijo que su pariente tenía la costumbre de buscar en la tarde al niño a la casa de la madre, de la cual tenía varios meses separado, y luego retornarlo, “pero él tomó una motocicleta y se fue con el niño a ese matorral y minutos más tardes los vecinos escucharon varios disparos y procedieron a llamar al 911 y a la Policía”.

Antecedentes penales

Rubén trabajaba en el Mercado Nuevo de la avenida Duarte, y los vecinos lo definieron como un padre cariñoso y responsable. La Policía Científica encontró en el lugar dos proyectiles, el revólver, la motocicleta, y un celular.

Aquino Serrano era hijo del pastor de la iglesia de Barrio Nuevo, y según versiones preliminares, tenía problemas mentales y tomaba antidepresivos por prescripción médica.

La Policía informó que Aquino Serrano, tras ser depurado en los archivos policiales, figuraba con un registro por asalto en el 2009, y fue puesto en libertad en el 2016, tras cumplir penas en la cárcel de La Victoria.

En el barrio El Progreso, de Los Alcarrizos, la Policía dijo que Héctor Antonio atacó a su padre Florentino Arias, de 79 años, con la parte filosa de un pico, causándole varias heridas, porque el anciano se negaba a entregarle adelantado la parte de la herencia que le tocaba.

Vecinos del lugar, informaron que el asesino cometió al hecho bajo sustancias alucinógenas, ya que consume droga.

El victimario tras cometer el hecho emprendió la huida, pero la Policía lo apresó ayer, y mañana será sometido a través del Ministerio Público, para que le conozcan medida de coerción.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0